Skip directly to content

Exposición fotográfica "da una mano" a los pacientes con artritis

Exposición fotográfica "da una mano" a los pacientes con artritis

Con motivo del Día Mundial de la Artritis, la Fundación Colombiana de Apoyo al Reumático (Fundare), Pfizer Colombia y la Asociación Colombiana de Reumatología (Asoreuma) inauguran la exposición fotográfica Toma mi mano en el centro comercial Gran Estación de Bogotá. La muestra se exhibirá en los corredores del establecimiento comercial del 13 al 30 de octubre, y posteriormente será instalada en diversos puntos de Bogotá y otras ciudades.

Toma mi mano es una muestra de la superación de los pacientes y de los avances de la medicina. Sin otro propósito que ser fieles a la consigna de “dar una mano” a quienes la necesiten, doce pacientes de la Fundación Colombia de Apoyo Reumático (Fundare), acompañados por el lente de la fotógrafa Ana María Mesa, dan testimonio de cómo superaron las barreras y dejaron atrás los estigmas asociados a la enfermedad.

Según María Mercedes Rueda, presidenta del capítulo bogotano de Fundare, “Toma mi mano cumple un propósito educativo al demostrar que, con buenas dosis de optimismo y el acompañamiento médico adecuado, la artritis no impide que se cumplan los proyectos de vida de quienes la padecen”.

La artritis reumatoide es una enfermedad en la que el sistema de defensas del organismo rechaza los tejidos de las articulaciones. Como consecuencia, los pacientes experimentan dolor, inflamación y, eventualmente, un alto grado de discapacidad. Estudios han demostrado que al cabo de 10 años con la enfermedad, entre el 32% y el 50% de los pacientes presentan incapacidad laboral total o parcial.

La artritis puede iniciarse a cualquier edad, pero habitualmente ocurre entre los 40 y los 70 años. Aunque no tiene cura, los hábitos de vida saludables, así como el diagnóstico y el tratamiento oportunos, permiten que la evolución de la enfermedad sea lenta y que las personas continúen sus vidas con normalidad.

“Participamos en este proyecto porque tenemos un compromiso de muy vieja data con los pacientes reumáticos –comenta Sylvia Varela, gerente general de Pfizer para la Región Andina–. A ellos no solo los hemos apoyado con el desarrollo de medicamentos innovadores que han cambiado su vida de una manera significativa; también los apoyamos con iniciativas como Toma mi mano, que promueven el conocimiento de las enfermedades y, por esa vía, reducen los estigmas sociales asociados a ellas”.

Por su parte, Juan Pablo Salazar, presidente de la fundación Arcángeles, manifestó: “Es un orgullo poder alojar en las instalaciones del centro comercial Gran Estación esta iniciativa. El espíritu de la fundación siempre ha sido cambiar la perspectiva desde la que entendemos la discapacidad. Por eso, la muestra fotográfica acompañada de los testimonios es una pieza fundamental para que los visitantes entiendan desde otro ángulo la experiencia de vivir con artritis”.