Skip directly to content

prensa_noticias_diamundialcancer

Inicio > Prensa > Noticias y Comunicados de prensa > Medicina personalizada revoluciona el tratamiento contra el cáncer de pulmón

4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer

Medicina personalizada revoluciona el tratamiento
contra el cáncer de pulmón

El nuevo enfoque busca predecir si un medicamento servirá o no en un paciente específico.
 
La medicina personalizada ofrece resultados en tipos de cáncer de pulmón para los que la ciencia no había dado respuesta.
 
El cáncer de pulmón de células no pequeñas puede presentarse en no fumadores.

Avances en biología molecular alcanzados en la última década permiten tratar el cáncer de pulmón por medio de terapias que atacan específicamente los genes anormales que provocan el crecimiento y la reproducción descontrolada de las células.

De acuerdo con el oncólogo Andrés Cardona, miembro del Instituto de Oncología de la Fundación Santa fe de Bogotá y coordinador científico del Laboratorio de Genómica de la Fundación de Investigación Clínica y Molecular Aplicada del Cáncer, estos progresos son especialmente alentadores para quienes padecen adenocarcinomas de pulmón, un tipo de cáncer de células no pequeñas (NSCLC, por sus siglas en inglés) que tiene la particularidad de ser el más común entre personas no fumadoras o fumadores light, es decir, quienes han consumido menos de 100 cigarrillos en toda su vida.

Luego de múltiples estudios, se han encontrado al menos siete genes que son determinantes en la aparición y progresión de algunos tipos de cáncer. Los científicos se han dado a la tarea de estudiar minuciosamente su comportamiento y descubrir las formas de intervenir en ellos para detener el desarrollo de la enfermedad. Así surgen las terapias personalizadas, las cuales actúan en las mutaciones celulares que participan  en ese proceso.

Por ejemplo, un tratamiento aprobado recientemente por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos impide el crecimiento de las células cancerígenas que presenten una alteración genética conocida como gen de fusión ALK y permite la regresión del tumor. Se estima que entre el 3% y el 5% de los tumores de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas presenta ese tipo de mutación.

El Dr. Cardona explica su mecanismo de acción: “La célula es como una casa con una antena que recibe información para que crezca, se reproduzca y finalmente muera. En presencia de estos genes, la célula es anormal tiene unos receptores gigantes que reciben demasiada información y eso provoca que crezca y se desarrolle incontroladamente y que no se muera. Lo que se ha encontrado con las nuevas terapias es que se le puede poner una especie de parche a esa antena para que la información deje de entrar y la célula retome su ciclo de vida normal”.

Estos tratamientos buscan ser menos tóxicos y más efectivos, pues combaten específicamente la causa del crecimiento de las células cancerígenas y ofrecen al paciente un medicamento personalizado, en lugar de probar sin éxito diferentes alternativas.

Así también se ahorra tiempo para estos pacientes, ya que si el cáncer no se trata de forma adecuada, puede progresar rápidamente y expandirse a otros órganos como el cerebro, los huesos o el sistema linfático, haciendo más difícil la mejoría y aumentando la probabilidad de que la persona muera.

Según el Dr. Cardona, el cáncer de pulmón es el tipo de tumor más mortífero, entre otras razones, porque suele diagnosticarse en etapas tardías. “Como los pulmones son órganos tan grandes, es muy raro que se presenten síntomas a menos que el tumor sea muy voluminoso y empiece a provocar obstrucción bronquial”, aclara el especialista.

Asimismo señala que los nuevos tratamientos han generado “un cambio radical en el curso de la enfermedad porque se hace terapia a un blanco dirigido”. Lo más importante, advierte el especialista, es que se selecciona el punto que promueve de forma significativa el tumor, y los pacientes pueden aspirar a tener más tiempo de vida y con mejor calidad.

Cáncer en cifras

  • De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud el cáncer de pulmón causa anualmente 1,4 millones de muertes.
  • Alrededor del 85% de todos los cánceres de pulmón son clasificados como de célula no pequeña.
  • Entre el 3% y el 5% de los tumores de cáncer de pulmón de células no pequeñas son positivos para el gen de fusión ALK.
  • Sólo del 10% al 15% de los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas sobrevive por 5 años o más.

Volver a Noticias y comunicados de prensa